viernes, 28 de enero de 2011

CIVISMO

Tengo la costumbre de observar a la gente que me rodea, no hay premeditación por mi parte, lo hago sin darme cuenta. Sin darme cuenta, también, analizo pequeños detalles en el comportamiento que, para mí, denotan rasgos de su personalidad, son como fotografías inesperadas. No soy psicóloga, así pues, bien pudiera estar equivocada y lo único que demuestra es que soy una puntillosa.
La calle, el parque, el metro, o cualquier otro lugar público, está a nuestra disposición para su utilización y disfrute, de  nuestro sentido del civismo dependerá que se mantengan limpios, que transitemos con comodidad, y que todo resulte más cómodo y fácil.  
Lo que detallo a continuación, me indica que hay personas que están  un poquito faltos de él.
    La persona que fuma por la calle y al llegar a la boca de metro, tira la colilla al suelo,  justo delante de la papelera/cenicero colocada allí para tal fin.
    Quien en las escaleras mecánicas se instala en la izquierda obstruyendo el paso a los que llevan prisa, e incluso se molestan cuando les pides que se aparten.
    Los jóvenes que en el metro ponen la música tan alta que, a pesar de llevar cascos, se escucha en la mayor parte del vagón. Quizás piensan que nos ha de gustar a los demás lo mismo que les gusta a ellos. Esto me irrita especialmente cuando voy leyendo, porque impide que me concentre en la lectura.
    Cuando caminamos por la derecha y encontramos a otra persona de frente, la cual no se aparta, teniéndolo que hacer nosotros. Si hay mucha gente transitando, se suele armar un pequeño barullo.
     Quienes sacan la basura justo cuando acaba de marcharse el camión de la recogida.
    Quienes consideran que el suelo es el lugar idóneo para aparcar todo tipo de desperdicios.
Con esto creo que vale, no quiero cargar más las tintas.
¿A qué molesta un poquito el flash disparando continuamente?  Igual, igual que las personas que menciono.

5 comentarios:

  1. Buenas noche Emi:

    Me siento completamente identificada con tu forma de pensar.

    No hace falta que ninguna de las dos seamos psicólogas para darnos cuenta de que, esa tipología de personas que describes, ignoran que civismo significa que un ciudadano tiene una serie deberes que cumplir en la sociedad en la que vive; así que, amparándose en su mala educación, nos hacen la vida a los demás lo más ingrata posible.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Esas personas de las que hablas, son así porque nadie les educo en su momento en unos valores cívicos, y no tienen ni idea de lo que eso significa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y qué me dices del día que está lloviendo y vas sin paraguas y te tienes que apartar de la pared por que el que tiene paraguas va pegado a ella y si no te apartas tú te meten el paraguas en el ojo?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Ucabas de describir a las personas que mas me desagradan cuando camino por la calle, de verdad me enfandan un monton ese tipo de gente.

    slaudos

    ResponderEliminar
  5. ¿Cómo es que me siques, qué tanto te acercas, qué ves cuando me lees?

    anuar iván.

    ResponderEliminar