jueves, 23 de diciembre de 2010

VOY A ENCONTRARME CON MIS RAICES

Me voy unos días a la tierra que me vio nacer; tierra de sinuosas gargantas, del mejor pimentón del mundo, de los ricos cabritos, excelentes quesos frescos de cabra, y, esto quizás no parezca tan positivo, del tabaco, de cuya explotación viven muchas familias en toda la Vera.
Han desaparecido otros cultivos que recuerdo de mi niñez como: el maíz, la cebada, y el algodón. En su lugar se han implantado el espárrago y la frambuesa.
De niña me recreaba mirando los campos de algodón cuando ya las alcachofas de las plantas estaban "escapachadas" (expresión verata que significa abiertas), y parecía que todo estaba nevado, aunque con una sensación más suave, esponjosa, y sin frío. 
A veces, cuando voy al pueblo, me molesta que me cambien los recuerdos, pero este del algodón en rama, aunque no vuelva a verlo, jamás se borrará de mi memoria.
A la salida de mi pueblo dirección Madrid, está la garganta de Gualtaminos,  y en ella, esta cascada llamada del Diablo.
Que el nuevo año venga cargado de sonrisas para todos, señal inequívoca de que las cosas no andan demasiado mal.





martes, 21 de diciembre de 2010

LO QUE QUIERO SER DE MAYOR

¿De mayor qué quieres ser?
le pregunta a Matthew su abuela.
No sé, abuela, no sé.
¿Quieres que juguemos a imaginarlo?
Sí, sí, contesta Matthew entusiasmado.


Puedes ser marinero, astronauta, cartero,
pintor, payaso o bombero.

También podría ser médico de animales,          
para cuando les duela la tripita curarles.
A esos médicos, mi niño,
se les llama veterinarios,
y me gusta mucho, 
 mi cucurucho de maní 


Abuela, ¿Qué te parece si profesor quiero ser?
Me parece, corazón, muy acertado.
Enseñaría a los niños a leer
                y cómo es un rectángulo y un cuadrado,             
y al que se porte muy bien en clase
le nombraré responsable
y le llamaré solete también.

¿No te gustaría ser jardinero?

Sí, y también basurero.
¿Cómo? ¿Basurero? ¿Por qué?
¡Qué no entiendes, abuela!
Primero limpio  la basura,
y después lo siembro todo de flores
¿De qué color te gustan más, rojas o azules?


   ¿Sabes abuela lo que más me gustaría ser?                      
Cuenta, cuenta, que lo quiero saber.
Pues… cuidador de hormigas.



¿Cómo? ¿domador de hormigas?
Nooo...CUI-DA-DOR 
¡Toma! Eso no se me había ocurrido,
yo  creo que si limpias la basura, siembras flores
y cuidas a las hormigas para que no las pisen
es chachi piruli, lo mejor de lo mejor.


viernes, 17 de diciembre de 2010

CON LA LUNA

Con la luna llena de septiembre

arribaste a mi ventana,

y con la luna nueva

de otro mes y otro año

decidiste de nuevo embarcar.


Te llevaste  tu cariño,

¡con lo que lo necesitaba!

me devolviste las soledades

que lamían  mis huesos,

y me dejaste como regalo

los días preñados de ansiedades.



     Imagen copiada de Internet

jueves, 16 de diciembre de 2010

HAGAMOS CUENTAS

Te debo cinco inviernos,

te los devuelvo, no los quiero.

Me debes cinco primaveras,

¿me las podrás  reintegrar?

Te debo cinco espinas,

me debes cinco rosas.

Te debo cinco días,

me debes cinco años.

Te debo cinco noches,

me debes cinco lunas llenas.


Por favor, hagamos cuentas.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

TU COMPAÑÍA (Soneto)


Tu compañía fue como el invierno
      
tiempo oscuro, de sopor y de dormir 
   
mágica droga que me impidió seguir 
    
trillando la mies de mi fuero interno. 


Arrullada por ese canto tierno 
             
de ella no se me ocurría prescindir  
         
y la cerradura  no intentaba abrir    
   
 de trampa sujeta con  fuerte perno
      

Ahora que ya comienzo a despertar

librada de tu espesa celosía,   
                                   
siento la vida cada luna avivar.  
             

Quiero atrapar mi pasada alegría 
           
quiero de nuevo volverla a encontrar 
     
quiero, sin ti, vivir la vida mía.                



domingo, 12 de diciembre de 2010

MIS DÍAS EN PALACIO (X)


¿Qué os parece  ver y escuchar gratis o por una mínina cantidad de dinero, a un experto violinista tocar el Ave María de Schubert o cualquier otra maravillosa composición?
El viernes, al salir de trabajar, en uno de los pasillos del metro, lo encontré. No pude pasar de largo, ni yo ni otras personas, nos quedamos a una distancia prudencial para escucharle. Una de ellas sacó el móvil, marcó un número y  lo acercó un poquito al violinista, para que la persona a quien había llamado por teléfono lo escuchara también.
Traté de imaginarme que sentiría el maestro (a mí me pareció que lo era), si tuviera la oportunidad de poder acariciar y tocar uno de los Stradivarius del Palacio Real, que conserva y expone al público, la mejor colección del mundo de estos mágicos instrumentos.
Están todos en perfecto estado, y, aunque en contadas ocasiones, se utilizan para los conciertos que se dan en el Salón de Columnas. Los empleados de Patrimonio fuimos invitados a uno de ellos, pero, sintiéndolo mucho, no puede asistir. No creo que se me presente otra ocasión.





sábado, 11 de diciembre de 2010

CREDO PROFANO

Creo en una razón poderosa,

creadora del bien sobre la tierra,

creo en sus valores ( nuestra guía y señora),

que fueron concebidos por obra y gracia de  mente clara y buena.

Nació de la bondad,

padeció bajo el poder de los tiranos,

fue crucificada,  muerta y sepultada,


y a veces descendida al abandono.

Al poco tiempo resucitó del olvido,

volvió a la tierra,

y está sentada a la diestra de la verdad.

Creo en los hombres buenos, en la equidad,

la comunión con los justos, 

la recuperación de sus desertores,


la resurrección, siempre, del bien,


 y creo en el futuro de la humanidad.

 Amén

jueves, 9 de diciembre de 2010

MIS DÍAS EN PALACIO IX

 
Además del museo permanente, los visitantes pueden recorrer los Salones Génova,  destinados,  por lo general, a exposiciones temporales de obras de arte que posee Patrimonio Nacional, más otras prestadas para la ocasión. Por supuesto no me he abstenido de visitar ninguna  de ellas.
 Una de las que más me gustó, con extraordinarias obras escultóricas antiguas, fue la de “Brillos en Bronce”,  y entre todas las piezas, a tamaño natural, la de “Hermafrodita”.
Ahora está  “Pintura de los Reinos”, que no me apasiona especialmente, encuentro que tiene demasiada pintura sacra.
En una de esas exposiciones (no recuerdo cual), me encontré con una grata sorpresa. En medio de la sala y dentro de una urna de cristal, había una especie de maletín —no mayor que los que ahora se utilizan para guardar los ordenadores portátiles—, de terciopelo color carmesí, con cerradura pequeña y llave de las de antes. Leí el cartel, “Constitución de 1812. Prestada por el Congreso de los Diputados”. 

 Me encantó; hubiese querido abrir el estuche, y pasear mis ojos con parsimonia por el contenido de las páginas de LA PEPA. Ya sé que lo puedo encontrar en Internet, pero no es lo mismo.   


Hermafrodita

martes, 7 de diciembre de 2010

QUIENES ME MIRAN


Quienes me miran, (hombres)

 avistan sápido melocotón maduro.

 Todavía, algunos, rondan  mis fronteras,

 aunque ya no suspiran como antes,

ni piensan que soy “campo acotado”.

Pero a pesar del tiempo y las lunas

sigo siendo  irremediablemente “Eva”,

que no ha colgado el cartel de “agotado”

que precisa que la emborrachen


de caricias y canela

y que espera, además,

sepan cultivar otras parcelas.


domingo, 5 de diciembre de 2010

COMO A TI TE GUSTA

Día de lluvia

me recojo el pelo como a ti te gusta

como a ti te encela

el que sólo con la mirada te dispone

y por completo te entrega,

y entonces yo…

barro el tiempo de la ofensa.




jueves, 2 de diciembre de 2010

LLAMADA SIN RESPUESTA

Desde este pozo de nieve en que me encuentro
y con este nudo gordiano que me quiebra hasta los huesos
he lanzado un SOS  a tus mañanas,
y lo he hecho con la fuerza de Eolo
con la pujanza del mar, y la voluntad del sol.

No te he visto en mi brocal
no se ha colmado el aguardo.
El eco me ha devuelto la llamada
y me he quedado con la boca seca
con la llama apagada
con el alma descalza
y lo que es peor…
con tu estudiada venganza.

CADA DÍA

Cada día me hilvano la lengua,
me la coso, la recoso,
bordo filigranas con esmero;
y toda esta labor de fantasía
es para ahogar uno tras otro
los...¡te quiero!

Cada día atrapo mi lengua,
me la ato, la reato, la degollo,
lentamente la devoro;
y toda esta labor de carnicero
es para ahogar uno tras otro
los... ¡te quiero!

miércoles, 1 de diciembre de 2010

MIS DÍAS EN PALACIO (VIII)

De nuevo, ayer, estuvo el Rey en Palacio, en esta ocasión con motivo de la entrega de los Premios Nacionales de Investigación.
Como siempre ocurre cuando hay audiencias u otros actos,  los premiados entraron por la Puerta de la Almudena al Patio de Armas, donde fueron recibidos por los subalternos vestidos de gala, y conducidos al salón donde se realizaba la ceremonia.
Estos premios, aunque importantes, son menos conocidos para el gran público, que los de las Artes y los Deportes.
Creo que fue el año pasado cuando vi a Nadal.  Acudía a una de las recepciones que dio el Rey a los mejores deportistas. Unas compañeras muy atrevidas, burlando a la seguridad (yo creo que hicieron la vista gorda) llegaron hasta él  y, a pesar de que llegaba tarde a la cita, permitió que le fotografiaran junto a ellas. Muy simpático, muy guapo, muy alto y muy fuerte.
Exceptuando a los más antiguos, la mayoría de los empleados nunca hemos visto al Rey en Palacio, pero sí sabemos cuando está dentro. A primera hora de la mañana llega la Guardia Real, después comienzan a llegar los personajes, y por último el Rey, que entra por la Puerta del Príncipe. Cuando traspasa las puertas de Palacio,  al lado de la  bandera española, se iza el estandarte o pendón Real, justo a ambos lados del enigmático reloj del Patio de Armas.  El estandarte se retira cuando el Rey se marcha.

            ESTANDARTE REAL

PATIO DE ARMAS

martes, 30 de noviembre de 2010

ANTICIPACIÓN (SONETO)

Tendemos por costumbre los humanos
rondar, anticiparnos a los hechos
saturando nuestros huesos y  lechos
de  presagios venideros malsanos.  

El insomnio cosido entre las manos  
y el ansia oprimiéndonos los pechos
cansados, tristes, lasos y maltrechos
empleamos los días en quejarnos.  

¡Ay! ¡Que  vida, ni con los ojos puedo!
¡Ni siquiera tomar un alimento¡  
 Lamentamos furiosos con denuedo

¡No a la imaginación en movimiento! 
Pues  no nos sirve  dar vueltas al ruedo  
hasta que llegue el temido momento.

sábado, 27 de noviembre de 2010

MIS DÍAS EN PALACIO (VII)



El miércoles pasado hubo en Palacio  otra ceremonia de gran colorido y tradición. Al contrario que en el Cambio de Guardia, en esta ocasión,  debido a la presencia del Rey, no se permitía entrar a los visitantes, han tenido que conformarse con ver pasar la comitiva por algunas calles, o desde las rejas del Patio de Armas.
Se trata de la presentación  al Rey, de las Cartas Credenciales de los  nuevos embajadores de países extranjeros acreditados en Madrid.
Éstos son transportados uno a uno desde el Palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, en carroza, y custodiados por los lanceros de la Guardia Real, hasta el Palacio Real.
Como dejo insertado un vídeo no entro en más explicaciones sobre la ceremonia, sólo voy a hacer unos pequeños apuntes:
—Los caballos de tiro de la carroza no pertenecen a la Guardia Real  ubicada en el Pardo, estos caballos están permanentemente en  las caballerizas que el palacio tiene en los bajos. En sencillas carrozas cargadas con tres mil kilos de peso, son entrenados por los caballerizos en EL Campo del Moro.
—Al uniforme del personal de carrozas le llaman la Federica y data del siglo XVIII.
—Como soy un poco curiosa pregunté a quien tenía que preguntar, qué les parecía a los Embajadores el pasear en carroza por las calles de Madrid, y la persona me contestó que estaban encantados. Y como seguí peguntando me explicó —siempre generalizando— que los más complacidos eran los norteamericanos (por eso de la tradición) y los representantes de gobiernos populista de Hispanoamérica, aunque yo he visto como el embajador de un país europeo muy, muy moderno, se trajo a su hija y a las compañeras de clase, para que con banderitas le saludaran al paso de la carroza por el Patio de Armas, y él encantado les devolvía el saludo.
¡Lo que son las cosas!

jueves, 25 de noviembre de 2010

ORACIÓN

EN EL DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO, Y EN APOYO A TODAS MUJERES QUE LA SUFREN,TRAIGO DE NUEVO ESTA ENTRADA

Vida que aún habitas en mi cuerpo
Santificado sea tu nombre
Venga a mí el reino que no tengo
Hágase mi voluntad y no la suya
Así en la calle como en mi casa
Dadme hoy un pan distinto
Que no sea amargo.
No olvido sus múltiples ofensas
Como espero que no las olvide el mundo
No me dejes caer en la desesperación
Y líbrame de este  continuo sufrimiento
Amén.

MUJERES MALTRATADAS
Foto copiada de Internet (desconozco el autor/a)

martes, 23 de noviembre de 2010

LOS BOTONES DE LA MEMORIA

            Aflojó la presión del papel  en el que había garabateado letras incompresibles, y éste voló, igual que vuelan y se esconden en la quebrada de la memoria los recuerdos.
¡Los recuerdos! Son como botones del abrigo que acuna y  resguarda nuestra mente de la intemperie de los años, pero que  poco a poco se nos van cayendo, y sin que nos demos cuenta nos quedamos vanos y fríos.
—Señora, son las tres de la madrugada, debería estar en su casa descansando, la calle es muy peligrosa, sobre todo para una mujer de su edad.
—¿Qué?
—¿Necesita ayuda, señora? ¿Le pasa algo?
—No lo sé. Mire —dijo señalándose el abrigo— me falta otro botón.

jueves, 18 de noviembre de 2010

MIS DÍAS EN PALACIO (VI)

Cuando era residencia de los reyes (incluso algunos años después),  las personas a su servicio nacían y vivían en la cuarta y última planta de Palacio. He conocido a una de ellas que se ha jubilado hace poco.

Por razones  de seguridad, el oficio o profesión pasaba de padres a hijos, por lo que había familias enteras que vivían y trabajaban dentro de sus muros. Todavía hay varias en la que la mayoría de sus miembros trabajan aquí.

Una parte de estas casas hoy son oficinas, y el resto están cerradas desde años, pero todas ellas conservan el número en la puerta. Visitando los despachos, se puede deducir, por sus dimensiones, cuales pertenecían al personal más cualificado y cuales a los menos, pues no tenía la misma casa un jardinero que un escribano.  

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Y... ¿DÓNDE ENTONCES? (SONETO)

Prohibido, porque la salud daña  
cerca de parque y guardería     
ni en el bar, tasca y cafetería,      
el gobierno informa en su campaña.

Y como dicen que todo lo empaña
ni en calle, ni donde reine alegría
ni  en rincón de casa, aunque sea mía
que siempre fumar peligro entraña.

A mi el riesgo me importa un bledo
pero como sé que siempre acechan  
ni en mi trono, ahora, fumar puedo.

Que sale gratis informe reglado
y cuando la ley  ya está hecha         
de balde no sale, si se es saltado. 

sábado, 13 de noviembre de 2010

MIS DÍAS EN PALACIO (V)

Patrimonio Nacional cuenta con una colección de unos seiscientos relojes antiguos, que son verdaderas obras de arte. De que todos funcionen, se encargan los expertos relojeros de Palacio. Están hechos, entre otros materiales, con maderas nobles, oro, plata, marfil... La mayoría datan de la época de Carlos IV, rey al que le apasionaban estos artilugios, llegando a reunir cerca de dos mil, a los cuales se encargaba personalmente de dar cuerda.

Entre mis favoritos está el reloj jaula, que me parece un modelo sencillo, elegante e ingenioso. Puesto que el reloj está situado en la base, para poder ver la hora la jaula ha de estar colgada, y tener debajo una mesa en la que el tablero sea un espejo.

El que está en el Patio de Armas es para mí una incógnita, que, aunque he intentado desvelarla preguntando a unos y a otros, no lo he conseguido. Da los cuartos, las medias y las horas, pero… como sólo tiene una manecilla, nunca marca los minutos correctamente. 






                                                 






    

jueves, 11 de noviembre de 2010

REGALO DE CUMPLEAÑOS

Después de mucho pensarlo, por fin encontré un regalo único; es tan sublime, tan impactante, que se va a quedar sin respiración. Lo recordará toda su vida. No me ha dicho nada aún, pero sé que quiere hablar conmigo. Yo siempre he controlado todas las situaciones, y esta vez no va a ser menos, me adelantaré, y después de la sorpresa ya no podrá decirme nada, ¡seguro que no lo hará!

Al girar la llave en la cerradura sintió que a su cuerpo y a su mente le pesaba el día: demasiados informes, demasiadas reuniones. Además, le dolía bastante el moratón del muslo. Hoy no, hoy no doy para más. Recordó a Escarlata O’hara y se dijo: “lo pensaré mañana”. Según colgaba el abrigo en la percha de la entrada escuchó un golpe, como el de una silla al caer, supuso que habría sido el gato y no le dio mayor importancia. Fue a darse una ducha. Cuando minutos más tarde entró en el salón y vio la cuerda colgando de la lámpara con el cuerpo al otro extremo balanceándose todavía, sus ojos se abrieron exageradamente y un grito se agarrotó en su garganta. 
Ya no seré divorciada, seré viuda, pensó.